Rentabilizar costes con desarrollo Ágil

Rentabilizar costes con desarrollo Ágil

Cuando empezamos a trabajar como programadores, nuestra finalidad es conseguir que nuestra aplicación final realice las diferentes funcionalidades que se nos han solicitado, pero no nos paramos a pensar la forma en que vamos a desarrollarla. Creando muchas veces aplicaciones monolíticas, con métodos largos y acoplados, que permiten muy pocas o nulas modificaciones, cuya rentabilidad está muy por debajo de su coste.

Pero ¿qué ocurre cuando nuestro software necesita crecer y necesitamos introducir o mejorar las funcionalidades ya existentes? Pues que podemos acabar volviéndonos locos si todo este código no está bien ordenado y estructurado, provocando frustración y estrés cada vez que necesitemos añadir o modificar algo. Además, hay que tener en cuenta que cuando realizamos modificaciones esto puede implicar que dejen de funcionar correctamente algunas de las funcionalidades que ya existían, implicando pérdidas económicas tanto para la empresa que desarrolla software, como para su cliente.

Para ayudarnos a evitar esto es importante tener en mente qué cuando escribimos código éste sufrirá cambios, ya sea a corto o a largo plazo, puesto que las necesidades iniciales de desarrollo pueden cambiar por diferentes motivos. Con esto en mente, tenemos a nuestra disposición diferentes metodologías Ágiles (Scrum, XP, Kanban…) que nos ayudarán a desarrollar un buen software:

  • Aumentando la calidad del desarrollo
  • Reduciendo los tiempos de desarrollo
  • Reduciendo costes
  • Eliminando la incertidumbre en su desarrollo
  • Aceptando la tolerancia a los cambios
  • Incrementando la satisfacción del cliente.

Una vez nos decidimos con una de las metodologías Ágiles, sopesando sus pros y sus contras y escogiendo la que mejor se adapte a nuestras necesidades, debemos tener en cuenta una serie de técnicas de buenas prácticas para un correcto desarrollo de éstas, como por ejemplo:

  • Escribir código limpio
  • Realizar efactoring
  • Realizar testing
  • Tener en cuenta principios de diseño software
  • Cómo vamos a gestionar  la configuración de nuestra aplicación

En el libro “El libro práctico del programador Ágil_”, de Rafael Gomez Blanes, podemos encontrar muy buenos consejos al respecto de estos puntos.

Pero ¿cómo saber si nuestro software es una aplicación es de calidad? Podemos guiarnos por los siguientes puntos, para detectar si estamos desarrollando software de calidad:

  • Código sencillo. Es mejor encontrar soluciones sencillas a problemas no tan sencillos o, en caso de ser necesario, dividir el problema en otros más sencillos y fáciles de aplicar.
  • Código legible. El código debe leerse fácilmente para que cualquier persona del equipo sea capaz de entenderlo.
  • Testing. Debemos asegurarnos de tener una buena “batería” de test y que éstos contemplen la mayoría de los posibles casos de uso de nuestro código.
  • Homogeneidad y Coherencia, tanto en el diseño como en el código de nuestro software: aplicación de estilos, uso de librerías, normas consensuadas, nombres estandarizados,…
  • Corrección de Bugs. Hemos de asegurarnos que vamos a corregir pocos Bugs, de esta forma podemos dedicar más tiempo a realizar mejoras. Si dedicamos mucho tiempo a corrección de Bugs, no hemos conseguido la calidad inicial que esperábamos.
  • Errores en Producción casi Nulos. Nunca deben llegar errores críticos a Producción, solo pueden ser pequeños errores que no impidan el buen funcionamiento de nuestra aplicación
  • Métrica del Software. Usar métricas (de funcionalidad, adecuidad, fiabilidad, usabilidad,…) para estimar el tamaño u otras características de un software o un sistema de información para la correcta planificación de proyectos de desarrollo.

Con estos puntos nos podemos asegurar de cubrir las necesidades de nuestro proyecto y de realizar un correcto crecimiento de este, tanto a nivel económico como de tiempo invertido en este crecimiento.

A pesar de que implantar este tipo de metodologías no es sencillo, sin lugar a dudas, merece la pena realizar este esfuerzo para afrontar el futuro con garantías de mantener nuestro software escalable.

Be agile, my friend!


comercial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar