¿Qué son los códigos de estado HTTP y cómo se identifican?

¿Qué son los códigos de estado HTTP y cómo se identifican?

Cuando se hace una solicitud para acceder a una página web, el navegador se pone en contacto con el servidor de la web y éste responde con uno de los muchos posibles códigos de estado HTTP que contiene 3 dígitos. De esta forma el servidor y el navegador se comunican entre si para que proporcionarte la visualización de la web, a veces con éxito y otras sin éxito.

¿Por qué? Lo explicamos más abajo.

Es esencial utilizar los códigos de estado apropiados para informar a los usuarios que buscan tu web y al servidor de la misma, que la situación correcta. Hay que asegurarse de utilizar los códigos apropiados para darle el permiso al usuario que pueda acceder o no a ciertas páginas de la web.

Categorías de códigos de estado HTTP primarios

Las cinco categorías principales de códigos de estado HTTP contienen números de tres dígitos que comienzan con los números del uno al cinco. Cada una de las cinco categorías tiene una clasificación única además de 40 códigos de estado individuales en total.

Estas son las cinco categorías:

Los códigos 100

Los 100 son una clasificación de origen informativo. El significado es simplemente que el servidor ha recibido la solicitud y que el proceso continuará. También informa al usuario que todo está perfectamente bien y que puede acceder al sitio web según lo solicitado. Si la solicitud ya ha sido completada, el usuario puede ignorar la clasificación por completo.

Los códigos 200

Es la categoría 200 que es la categoría ideal de código de estado HTTP. Cuando tiene un estatus de 200, significa que todo funciona sin problemas. Los usuarios no verán ningún mensaje de error y los servidores no tendrán que volver a comprobar los posibles problemas. Una categoría 200 debería ser el objetivo final.

Los códigos 300

Los códigos 300 proporcionan una serie de posibles alternativas de redireccionamiento de una URL a otra URL que el webmaster considere. Las posibilidades de redireccionamiento varían desde una situación temporal a un cambio permanente. El código de estado específico informará al servidor de la acción que el usuario debe realizar, como por ejemplo si debe utilizar la versión de caché existente o buscar una nueva página por completo.

Los códigos 400

Si se produce una categoría 400, se debe a un error del cliente y el servidor no podrá entender la sintaxis que se le presenta. Estos errores pueden ir desde errores de autenticación y contenido prohibido hasta criterios inaceptables e información de URL inexistente.

Los códigos 500

El 500 es un error del servidor interno. Es una categoría genérica para situaciones inesperadas en las que no se ha proporcionado información adicional para que el servidor no pueda determinar las formas de proceder.

¿Cómo puedo corregir los errores de estado?

Pues bien, primero de todo debes identificar los códigos utilizando los datos que Google nos muestra gracias a los desarrolladores de Google:

  1. Con el navegador de Google Chrome, haz clic con el botón derecho del ratón en una página y haz clic en Inspeccionar.
  2. A continuación, selecciona la pestaña Network y vuelve a cargar la página para ver el estado de la misma en tiempo real.
  3. En la parte superior de la lista, verás el nombre de tu dominio. Para este artículo, utilizaremos una de las webs que hemos diseñado, www.hotelruralalicante.es como ejemplo. Haz clic en www.hotelruralalicante.es y luego en la pestaña de Headers. Aquí verás la URL solicitada, el método de solicitud (GIT) y el código de estado actual como 200.

Otra forma posible de asegurarse de que sus páginas se asignen correctamente es utilizar la herramienta SEO Spider de Screaming Frog. Utiliza la herramienta para rastrear cualquier sitio web y verás todos los códigos de estado que aparecen en la lista. Puedes buscar códigos de estado problemáticos, como el 302, y si ves un 0, no es un verdadero código de estado. Este valor numérico simplemente significa que la página no fue revisada porque no se le pidió al programa que lo hiciera.

Otros posibles problemas adicionales

Para evitar otros problemas adicionales y maximizar tu SEO, comprueba siempre que los errores de tu servidor y los del usuario coincidan. Puedes comprobar los enlaces de su código de estado cargando una página inexistente en tu web y asegurarte de que devuelva un código de estado 404.

Asegúrate de comprobar la columna del código de estado para que cada código asignado sea correcto y verdadero. Ten en cuenta que, si informa al servidor de una acción, puedes mostrar al usuario un error diferente que podría ser catastrófico. Y asegúrate de eliminar todos los 302 y reemplazarlos por 301 códigos de estado HTTP para obtener resultados óptimos.

El código de estado HTTP correcto es imprescindible para un SEO exitoso. Muchas empresas optan por crear una página 404 única para que los usuarios y los motores de búsqueda sepan que tienen que volver. Y, si has borrado una página y quieres enviar a los usuarios a una nueva página que ha sido creada en su lugar, deberías usar un código de estado 301 para no perder un valioso tráfico.


Marketing i SEO Sollutia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar