Consejos para evitar que tus emails se clasifiquen como SPAM

Consejos para evitar que tus emails se clasifiquen como SPAM

Compartir:

Tanto si usas el envío de mail como herramienta de comunicación con tus clientes/as como si lo usas como forma de promocionar tu empresa y ampliar tus contactos, estos consejos te ayudarán a llegar efectivamente a tus destinatarios/as y cumplir con el objetivo de tus mensajes.

Agrupándolos por tipos, los consejos son:

  • Para los textos:
    • Evitar palabras clave sospechosas. Las más comunes son las combinaciones con “gratis”; las relacionadas con dinero como “promociones, descuentos, ofertas, rebajas, dinero, ahorro, crédito, deuda, ingreso, beneficio“; las que usan la inmediatez como “urgente, ahora, instantáneo, hoy, tiempo limitado”;  y las relacionadas con temas de salud, sexuales o de azar.
    • No escribir todo en mayúsculas, sólo lo que corresponda.
    • No abusar de los signos de exclamación e interrogación, ni de los símbolos y caracteres especiales.
    • Cuida la ortografía y la semántica, y si usas traductores asegúrate de la calidad de estas traducciones.
  • Para el asunto del mail: además de las reglas respecto al texto, se añade el no exceder los 50 caracteres.
  • En cuanto al contenido: equilibra la cantidad de imágenes y texto en el contenido del mensaje, pues un exceso de imágenes da una mala imagen, valga la redundancia.
  • Para los adjuntos:
    • Ten en cuenta que el tipo de adjuntos y el nombre de estos influye en el filtrado. Un ejemplo son los excels con macro que al ser más pesados pueden incluso llegar a sobrepasar el tamaño máximo. Y respecto al nombre se repiten las recomendaciones sobre textos.
    • Cuidado con el tamaño de estos. Recuerda que la mayoría de servidores de correos tienen un límite de tamaño para estos por lo que si los excedes evitarán que tu mail llegue correctamente a los/as destinatarios/as.
  • Para los enlaces: no uses acortadores, pues dan la impresión de que quieres ocultar el contenido del enlace; si bien tampoco es recomendable incluirlos tal cual, por lo que lo más conveniente es explicar las acciones a realizar, por ejemplo: “Entra en nuestra web y clica sobre la sección Contacto” (pudiendo incluir el enlace de la web al ser un texto corto).

Y por último, unos cuantos detalles para dar garantías de fiabilidad a tus emails:

  • Usa una dirección de dominio, también llamado correo corporativo.. Si no tienes, consulta nuestros planes de hosting y consigue la tuya; y mientras lo gestionamos, asegúrate que el nombre de tu empresa se refleja en la dirección para dar confianza al/a la destinatario/a de que es una dirección de correo válida.
  • Incluye siempre la opción de darse de baja de la suscripción de estos mails, y de forma que el destinatario sepa que es ahí donde tiene que clicar, por ejemplo con un texto claro cómo “Darse de baja” o “Dejar de recibir estos mails”.
  • Usa un diseño sencillo, poco comercial y con los colores corporativos, incluyendo el logotipo de la empresa bien visible.

Con toda esta información esperamos que podáis llegar a más público y de forma más efectiva, logrando los objetivos de vuestros mails y evitando los bloqueos antispam.

Compartir:

Janira Vidal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar